FincasMadrid | Administración de Fincas en el centro de Madrid

Administraciones de fincas que realmente funcionan, ¿cómo lo hacen?

Técnicas, conocimientos y cualidades que debe poseer un administrador de fincas para dejar tu comunidad de vecinos en buenas manos.

Mejores administradores de comunidades del centro de Madrid

Las administradores de fincas en el centro de Madrid que funcionan, lo hacen así...

Antes que nada, debes saber que:

– Por la comunidad de vecinos en la que resido han pasado no menos de cinco administradores de fincas, gestorías de comunidades o como quieran denominarse.

– Los vecinos nos dejamos parte de nuestras cuotas en estos profesionales.

– La gente suele opinar de ellos que no valen pa ná, que cuando tienes un problema no te lo resuelven y que sólo acuden a la comunidad cuando hay una junta.

Ah, también dicen que suelen llevarse muy bien con el presidente de turno.

En estas líneas quiero expresar mi opinión personal sobre una administración de fincas diferente. No sé bien porqué pero me ha hecho reflexionar la importancia de contar con un buen gestor en tu comunidad.

Y es que al final, estas personas tiene más importancia en las vidas de los vecinos de lo que pudiera parecer.

O eso al menos pienso yo.

Al asunto.

Para que una administración de fincas funcione como debe y haga funcionar una comunidad de vecinos no existen pócimas mágicas, trucos extraños, ni tener un servicio ultra profesional 24/7 de abogados y economistas enchaquetados en un edificio de postín de la Gran Vía o la castellana.

Considero que basta con seguir un método, un sistema, unas reglas de actuación que deben  aplicarse y no cambiarlas desde que se asume la gestión de una comunidad de vecinos.

A esta manera de actuar me gusta llamarle << el principio de autoridad del administrador de fincas>>.

Y bueno, hay que decir que parece que en las comunidades de vecinos que lleva aquí en el centro de Madrid, este principio funciona, es más, que funciona muy bien. 

Te cuento de qué se trata.

 Por cierto, gracias por visitar mi web, estoy encantado de que destines tu valioso tiempo a investigar a posibles administradores para tu comunidad de vecinos. Me gusta la gente que se preocupa por lo suyo. 

–  Lo que un administrador de fincas debe garantizar es gestionar adecuadamente tu comunidad sin mayor esfuerzo o implicación para tí y el resto de tus vecinos, que el de acudir a las Juntas.

Eso si tu quieres claro, que tampoco es que sea obligatorio acudir.

Bien, estarás pensando:

-¿Eso de gestionar correctamente se supone que lo hacen todos, no?

Tú lo has dicho, se supone, pero si estás leyendo esto es porque realmente no lo hacen, ¿me equivoco?

Sucede con frecuencia cuando no debería ser así, que pagas unas cuotas con el objetivo de que tu comunidad funcione perfectamente, o al menos funcione, y tú, pues dedicarte a lo tuyo, a tu trabajo, tu familia, ir al cine, a disfrutar los fines de semana… en definitiva, a hacer tu vida y no tener que gestionar algunos problemas que surgen en una comunidad de vecinos.

 

Por desgracia, algunos colegas de profesión no solucionan los problemas, pero si que cobran su sueldo.

Me da igual las excusas que pongan.

Seguramente a tí también. 

  

  

Verás, en relación a esto, a no cumplir con su trabajo, déjame que te cuente lo que me pasó con mi anterior administradora de fincas.


La mejor administración de fincas de Madrid, que al final no lo era tanto.

Verás.

La empresa que llevaba la administración de la comunidad, que la hemos echado en junta porque llevaba una gestión pésima pese a que era una de esas que se publicitan en Internet con esloganes del estilo » expertos en el sector inmobiliario»  , » equipo multidisciplinar» , » urbanizaciones felices» bla, bla, bla…

Bien, pues nos hemos encontrado con que esos tipos nos quieren denunciar porque ¡los hemos despedido sin mediar preaviso !

La cuestión es que conocimos por pura casualidad que algunas facturas de agua se había solicitado el aplazamiento del pago, y ello por un fallo grave con los contadores, que originaba facturas desproporcionadas.

Pues bien, en las juntas no se habló de nada de esto, es más, nuestra comunidad al parecer estaba más saneada que Suecia.

 Este incumplimiento originó que nos  quedáramos sin saldo para pagar otras facturas como la luz. Por lo que un buen día la compañía se llevó el contador. Y es que estos supuestos líderes en el sector ni siquieran pasaban a recoger la correspondencia, así que no pudieron actuar ante las cartas sucesivas que envíaba dicha compañía de electricidad anunciando el inminente corte de luz por falta de pago.

 

A algunos vecinos también le molestaba que les dieran alguna solución al problema de convivencia con los inquilinos de otros propietarios que alquilan a extranjeros por fines de semana, las normas de convivencia que deben cumplir, basuras, noches alegres etc. 

Era un desastre todo, pero eso sí, sus mensualidades bien que las han cobrado.

 

En ese momento, al contactar con la persona que finalmente contratamos, y después de aguantar estoicamente mi discurso de no menos de media hora bastante intimidatorio,  sacamos a relucir aquello que casi nadie se atreve a comenzar en una primera entrevista y dejan para una posterior negociación.

Lo que más me gustó es qu fue esta persona la que dijo que más que nada para ahorrarnos el tiempo de ambos, habría que hablar honorarios. Así expueso:

— «Debo decirte que no soy una de esos administradores de fincas de Madrid centro que se publicitan con mensajes del tipo: Ofertón: contrátanos ahora y tendrás 3 meses gratis*, tampoco mi tarifa es de 3€ por vecinos. Además, en los últimos años tengo bastante trabajo y sólo administro un número determinadas comunidades… «

Aquella conversación acabó en una reunión en la que me habló del «principio de autoridad» que debía ser  consustancial a la profesión colegiada de administrador de fincas, y que muchos colegas de profesión no practican.

No sé, le dije: «supongo que estarán ensimismados con sus espacios virtuales, la intranets para que todos los vecinos tengan al alcance de un click el estado de las cuentas, y no a ejercer su autoridad». 

 

En ese punto nos echamos a reír. Noté que era diferente.

 

Administradores de fincas con autoridad y vecinos sin sentido común.

comunidad de vecinos del centro de Madrid

El administrador de fincas debe ser una persona que reúna una serie de conocimientos jurídicos, Ley de propiedad horizontal y otras normas sectoriales, técnicos y urbanísticos, con otros personales, como la empatía, capacidad de diálogo y de negociación, cuya suma determina que se encuentre en un escalón superior al conocimiento medio de estos factores por los vecinos del inmueble.

Si se reúnen estas cualidades, cuando se produzcan situaciones de conflicto en la comunidad, la capacidad de diálogo y el «principio de autoridad» sean suficientes para enderezar la situación sin necesidad de llegar a males mayores.

 

A ver, tampoco se trata de ser el sheriff de la comunidad, ni de ir dando mamporros por ahí.

En lo que consiste este oficio es en aclarar, mediante el conocimiento de las normas aplicables, que determinadas conductas son incorrectas y hacerlo cara a cara con la persona responsable del asunto.

Ya sea con el portero de la comunidad que le ha dado por no regar los maceteros, o el vecino del 5A que tiene un doberman y otros cinco perros en un piso de 40 metros cuadrados y sus ladridos se oyen hasta en el primero, en todas las comunidades de vecinos existe el conflicto, sino fuera así no habrías comedias de televisión de tanto éxito.

 

Entonces, hay administraciones de fincas aquí en el centro que gestionan estas situaciones con un email del tipo, «Estimado vecino X: nos ha sido trasladada la información por parte de algunos vecinos de la comunidad, de la inquietud y preocupación por la perturbación de la tranquilidad y el descanso en sus domicilios habida cuenta de la presencia en su domicilio de un perro de gran tamaño, que puede emitir ladridos (bla bla..) ante lo cual le rogamos que…»

Pienso que a este vecino, el de los perros, le dices cara a cara, -ya ves la cuenta que un tipo así va a echarle a un email-, que la comunidad puede ejercer acciones de cesación de la conducta y además que está en su derecho a demandarle ante el Ayuntamiento por actividades molestas e insalubres, incluso llevar el tema a los tribunales, que pueden llegar hasta a privarte de la vivienda. 

 

A continuación, le dejas esto: 

Sentencia de la AP Madrid, Sec. 18.ª, 545/2003, de 13 de junio (SP/SENT/55633) en la que se privaba del uso de la vivienda por seis meses al concurrir las actividades molestas e insalubres por  tener en el domicilio siete animales excediendo el límite establecido por la normativa de la Comunidad de Madrid.

Creéme, más del 80% de los conflictos se solucionan de esa forma. Dialogando, pero con las normas en la mano.

 

Otra cosa es que debido a esta forma de actuar algún que otro vecino ya no se atreve a hacer las cosas sin consultar. 

 



Warren E. Bufett y cómo administrar bien una comunidad de vecinos del centro de Madrid.

Me gusta la gente que sabe diferenciar bien entre el dinero y valor de las cosas, de esto sabe un rato el  prestigioso inversor norteamericano W.E Buffet, autor de frases célebres como » por alguna razón, las personas prestan más atención al precio que al valor de las cosas o servicios. Ese precio es lo que se paga, pero el valor es lo que se obtiene a cambio».

Los ejes fundamentales de mi gestión en la comunidad, son éstos:

Diálogo y conciliación con las personas que conviven o prestan servicios en una comunidad de vecinos de manera directa para facilitar la convivencia vecinal. Si tu vecino quiere hacer un cierre de su terraza distinto a lo regulado por la comunidad y que te va a quitar el poquito sol que te entra, me lo comentas y me paso a hacerle una visita recordatorio, tú mientras puedes tomarte el café tranquilo en casa. Lo del recordatorio es tarea del gestor de la comunidad, no tuya, sino de él, que cobra por ello.

Tampoco te quiero llevar a malos entendidos, sé que otros compañeros de profesión montan videos en sus páginas de ventas en las que aseguran trabajar para crear comunidades felices en los que sale niños leyendo cuentos sobre «urbanizaciones felices en las que todos sonreían». 

Creo que somos todos muy mayorcitos. No es esa la idea.

Control eficiente de los gastos, de forma que tanto los servicios básicos como los proveedores de servicios contratados por la comunidad cobren lo estipulado y no te vayas a encontrar con un corte del suministro de energía por impago justo cuando estás en el baño como nos pasó a nosotros.

Me gusta que visite la comunidad. Creo que es necesario ver cómo desarrollan su trabajo los empleados de la finca o los contratistas. ¿ Están cumpliendo ? Todo bien.

Sino se les da un toque de atención. Tambíen es importante que realice propuestas de mejora.

Plan de reducción del gasto. Ofreciendo a la comunidad presupuestos inferiores a los contratados que presten el mismo servicio o si es posible mejorado. Si el servicio de limpieza brilla, pero por su ausencia, habrá que buscar una alternativa de mayor calidad.

En caso de falta de pago de los vecinos de las cuotas, contacto directo con ellos para llegar a alguna solución que apruebe la comunidad con anterioridad al planteamiento de acciones legales.

En aras de mantener una buena convivencia vecinal.

Soluciones prácticas a los problemas complejos. Me explico.

Ej.: Vives en un edificio del centro antiguo o con un régimen de especial protección y es necesario acometer una obra, o en tu comunidad hay continuos problemas con el ascensor que es bastante antiguo, pues en este punto saca a relucir su experiencia como licencenciada en arquitenctura para informarnos las posibilidades legales y técnicas que tenemos para solucionar el tema y no meter a la comunidad en ningún «marrón». 

Este punto es el que más gusta. Aquí es donde creo que más se luce, y es que para mí que le encanta estos de la gestión y los edificios en los que hay que hacer obras. ( Es verdad eso de que hay gente para todo).

Y por supuesto, soluciones a problemas «simples». 

Ej.: Si tu vecino tiene tres o cuatro carteles de esos enormes y naranjas con el clásico «se vende/ se alquila» en la fachada, o pone banderas que ocupan más de su terraza, que más que tu edificio parece ya la sede de un ministerio, y no sabes si eso es legal,…, no te preocupes.

Se estudia la normativa municipal y lo regulado por la propia comunidad de vecinos, y se lo comento directamente. Con seguridad los quitará pero en este caso no porque le hayan convencido los artículos del reglamento del Ayuntamiento o  porque lo haya dispuesto así la comunidad, sino por no oírla. 

En definitiva, el cometido de los mejores administradores de fincas es solucionar los problemas de la comunidad de la forma más eficiente posible, con los conocimientos y argumentos pertinentes, para que tu puedas vivir la vida que quieres sin que las cosas de la comunidad te supongan un extra a los problemas diarios que todos tenemos.

Espero haberte ayudado a entender cuales deben ser los requisitos que debe reunir un buen profesional de las comunidades de propietarios del centro y barrios de Madrid.

Puedes comentarme lo que quieras, mi idea es ayudar a que tomes la mejor decisión para tu comunidad, en definitiva, para tí.

Esta web utiliza cookies para mejorar la navegación. Puedes revisar la política de cookies y privacidad para comprobarlo, o fiarte de nosotros clicando "Estoy de acuerdo" 😉 Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

Esta web utiliza cookies para mejorar la navegación. Puedes revisar la política de cookies y privacidad para comprobarlo, o fiarte de nosotros clicando "Estoy de acuerdo" 😉 Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar